Sopa de verduras para celebrar el invierno.

January 16, 2018

Sopa de verduras para celebrar el invierno.

Si hay algo que me gusta hacer los sábados, es levantarme temprano, vestirme con cualquier cosa y bajar al mercado antes de que se llene de gente. Suelo ir sin ninguna lista, pero siempre vuelvo con alguna idea. Invierno es época de sopas, así que este sábado regresé con el capazo lleno de verduras para hacer una buena olla.

Empezamos temporada, pues, con una sopa que quita el frío y cura resfriados.

Las cantidades son un poco aleatorias, y los ingredientes también, pero para que tengáis una guía os paso la lista de los que usé:

Cuatro zanahorias cortadas a dados pequeños.

Un puerro grande cortado a rodajas muy finas. Incluid un poco de la parte verde también, es donde se concentra toda la clorofila.

Una chirivía mediana partida en dos (para después sacarla, nos gusta el sabor, pero no comerla).

Un trozo de calabaza cortada a dados finos.

Una cebolla no muy grande cortada a lonchas finas.

Una rama de apio con bastantes hojas. Las hojas las corto finas y el tronco en trozos grandes para poder apartarlo, a los niños no les cuesta comerlo.

Un nabo mediano cortado a dados pequeños.

Un trocito pequeño de col cortada a tiras finas. La col la echaremos los últimos cinco o diez minutos de cocción, pues puede estropear el caldo.

Un par de patatas cortadas a dados.

Un calabacín cortado a dados (opcional)

Una rodaja pequeña de jengibre.

Una cucharada de postre de cúrcuma.

Sal.

Como opcional, un cubito de caldo de verduras. En las tiendas ecológicas los hay de muy buena calidad y ayudan a dar sabor.

 

¡Muy sencillo! En una olla con 2’5 o 3 litros de agua, iremos echando todos los ingredientes a medida que los vayamos cortando, menos la col.

Cuando empiece a hervir, bajar un poco el fuego, esperar unos 10minutos y echar la cúrcuma y la sal (y el cubito, si es el caso).

Dejarlo hirviendo 15 minutitos más.

Echar la rodaja de jengibre rallado. Yo suelo ponerle solo una rodaja pequeña porque su sabor es muy dominante y en casa no gusta mucho, pero si no es el caso, podéis echarle más sin problema.

Echar la col picada, rectificar de sal, y dejar que hierva cinco minutos más.

 

Esta sopa es muy reconfortante. Yo la suelo servir para cenar, pero para acompañar el plato fuerte del mediodía, o para tomar algo caliente a media mañana, también es perfecta.

Bon appetit!

Caterina Pérez.