EL 16 DE DICIEMBRE ES LA FECHA LÍMITE PARA QUE TUS PEDIDOS LLEGUEN A TIEMPO ANTES DE NOCHEBUENA (PENINSULA Y BALEARES).

Nuestras lonas enceradas (Parte I).

October 23, 2017

Nuestras lonas enceradas (Parte I).

¿Sabéis qué? Un día Aurora cogió un tren y viajó a Barcelona para reunirse con un representante de tejidos, pero no era un representante cualquiera, era el representante de uno de los mayores especialistas en algodón encerado del mundo. Si algo caracteriza las últimas colecciones de Dorayaky son sus tejidos, así que vamos a profundizar un poco en sus particularidades y origen:

Los bolsos de Dorayaky están confeccionados con en el denominado Waxed Canvas, o lo que es lo mismo: lonas enceradas. Estas lonas son de algodón de gran calidad tejido de forma muy densa. Una vez está tejido, pasa por un proceso de encerado que consigue que sus propiedades de durabilidad se multipliquen, dándole también una alta resistencia a la suciedad y otros contaminantes. Además, debido a la impregnación de cera en las fibras, se trata de un material impermeable. Estas mismas cualidades, lo convierten en un material complejo de trabajar, tanto por su dureza y estructura, como por su facilidad en recoger marcas y arrugas debido al encerado. Manipularlo, se asemeja mucho más a trabajar piel que tela, influyendo directamente en el diseño, la forma y el orden de confección de nuestras mochilas y bolsos.

  
(Photo by Peter Henry Emerson)
 
Pero vamos al origen de este material longevo y de aspecto tan natural. La lona encerada se originó en Escocia. Desde el siglo XV los marineros y navegantes se confeccionaban capas mediante los trozos de vela de barco sobrantes y les agregaban grasas y aceites de pescado. Esto lo hacían para mejorar sus propiedades impermeables, cosa que les iba muy bien para su trabajo. Pero no fue hasta alrededores de 1850 cuando empezaron a aparecer velas e impermeables hechos de algodón encerado con aceite de linaza.

  

(A South Uist, creel fisherman, 1930s. Photographer unknown)

En los años 20, varias empresas comenzaron a fabricar algodón impregnado de parafina, lo que produjo una tela muy resistente al agua, transpirable y sin la rigidez y el aspecto amarillento del tejido original. Así nacieron las lonas enceradas tal y como las conocemos ahora, extendiéndose desde Escocia hasta Gran Bretaña, Nueva Zelanda y América. Ya no se usaban exclusivamente para material náutico, sino que también aparecen como un buen aliado para ropa de agricultores y guardabosques. Más adelante, su resistencia e impermeabilidad, hizo que fuera el tejido elegido para la ropa de las Fuerzas Armadas británicas durante la Segunda Guerra Mundial.

En los años cuarenta, la lona encerada también consiguió hacerse un hueco en el mundo de la moda y la sombrerería, siendo J. Barbour & Sons uno de los primeros en utilizarla en su ropa y complementos. Su uso también se generalizó en chaquetas para motociclismo.

En los años cincuenta y sesenta, la aparición de los tejidos sintéticos, fue desplazando el uso de las lonas enceradas. Actualmente, se mantiene su utilización en artículos específicos deportivos o para la confección de bolsos y mochilas, principalmente en Estados Unidos y Canadá.

Usar un tejido con tanta historia, con una trayectoria tan arraigada a la tierra y a los elementos naturales, es un motor, y todo un honor para Dorayaky.

Caterina Pérez.