dorayaky en el hotel Chamarel.

November 17, 2013

dorayaky en el hotel Chamarel.

Hace meses que empezamos a pensar en hacer un reportaje fotográfico de nuestros bolsos en algún lugar especial para nosotros y capaz de proporcionar infinitas escenas bonitas. Desde el primer momento Fernando y yo coincidimos en el emplazamiento idóneo para nuestra primera sesión fotográfica de dorayaky: el hotel Chamarel en Denia. Otras veces hemos hablado de ese lugar precioso y acogedor, lleno de bonitos rincones y cuyas luces cambiantes y coloridos nos parecían perfectos…. La luz del día avanza y crea luces y sombras diversas en el edificio y el patio, parece que las diferentes salas al paso de la luz van cobrando vida….


En cuanto al equipo de trabajo para formalizar toda esta idea que iba gestándose en nuestra cabeza, también estuvo claro desde el primer momento que lo pensamos. El fotógrafo desde luego sería Vicente Albero por su indudable calidad tanto humana como profesional (soy fan de su trabajo desde que lo conocí hace años). Además, al ser hermano de Fernando, la cercanía y familiaridad en el trato sabía que haría más fácil el trabajo.
Gaspar Esteve es su ayudante de fotografía inseparable así que tampoco tuvimos ninguna duda, por su visión artística y sus años de experiencia aportando luz a la escena y colaborando con Vicente haría que todo resultase perfecto; y también es una persona maravillosa que conocemos hace años, y además de calidad profesional aporta un especial sentido del humor que hace más llevaderos esos días intensos.


Sólo faltaba la modelo, una cara bonita, natural, espontánea y que transmitiera, sobre todo, las emociones que pretendemos hacer llegar con nuestros bolsos. En cuanto la vimos supimos que queríamos que fuese ella nuestra modelo: Anais Costa, una gran belleza natural con una mirada dulce, con mucha personalidad y rebosante de simpatía.
Una vez el equipo formado, sólo nos faltaba completar nuestra colección de bolsos, que teníamos previsto acabar entre enero y febrero, y ya podíamos fijar una fecha para ese gran momento, ese primer trabajo fotográfico de dorayaky….Que ilusión, que nervios, que emoción!!!


Y una vez llego el día, fue mejor aun de cómo habíamos imaginado. Fue intenso, emocionante, precioso y muy rápido…cuando acabo el día nos quedamos emocionados y en un cierto estado de shock, ansiosos por ver el trabajo terminado y repasando el making of que habíamos filmado y fotografiado Fernando y yo entre escena y escena… Simplemente un día maravilloso y el resultado espectacular!  El equipo funcionó genial y en perfecta sintonía, hubo magia.
Ahora nuestra cabeza ya empieza a pensar en el siguiente “encuentro” dentro de unos meses…que ilusión!!!!